domingo, 1 de abril de 2007

Noche de tormenta



Para ser el blog Cuentos de colores empiezo con uno en blanco y negro, que paradoja, pero es que era empezar con Noche de tormenta o no empezar.Y es que este libro es casi básico en toda crisis existencial que se precie y os lo recomiendo mucho, mucho, mucho, tanto para regalarlo como para que os lo regaléis, yo ya lo he hecho y siempre ha sido un éxito. Cuando la canadiense Michéle Lemieux creó esta maravilla no sabía que iba a hacer llorar a cierta amiga mía, pero lo consiguió. Tampoco sabía que iba a ganar el premio Bologna Ragazzi y lo hizo. Pero lo más importante de todo es su fondo, como consigue que con pequeñas preguntas y trazos casi infantiles todos nos sintamos identificados con esa niña que sentada en la cama con su perro se pregunta donde acaba el infinito o si su vida esta determinada desde el principio.¿No os ha pasado nunca que no podéis dormir porque vuestra cabeza no para de dar vueltas, haciéndose preguntas, pensando mil cosas? Pues esas preguntas ocultas, esos pensamientos medio filosóficos que flotan en la vigilia son los que aparecen en este cuento, pensando como nos gustaría inventar cosas que todavía no existen, intentando saber donde va el alma cuando muere. Interrogantes y reflexiones, miedos e incertidumbres que todos tenemos y que no tienen una respuesta aleccionadora pero que en boca de esta niña enseñan que todo entra dentro de una gota de agua. Imprescindible, obra maestra.

3 comentarios:

Urizen dijo...

Me han dado muchas ganas de leerlo!

scott carey dijo...

Y pensar que nunca me había parado a echarle un ojo a este cuento... Con este post me has convencido, lo compraré. Después de tu comentario sobre Tan, me fío de tí. Gracias!
Ya te contaré qué me ha parecido
Saludos!!

Sheila para todos Cheila para algunos dijo...

vaya, parece que tengo un seguidor...no sabes que ilusión me hace...y que presión jejeje a ver si acierto
besotes mil